Spanish English

       


Cuando una mujer se pone delante de mi objetivo para que refleje su cuerpo me hace sentir muy orgullosa de ella por querer hacer esto. Además me siento afortunada por elegirme para ello. Mi estilo en estos casos es sutil, elegante y cuidado muchísimo los detalles.



¿Cómo es el proceso en este tipo de sesiones? Sabemos que son sesiones muy íntimas. Por eso para mi es imprescindible que antes de la sesión nos conozcamos un poco más. Sobre todo porque quiero saber qué tipo de fotografías os apetecen. Y para que yo pueda sugeriros posturas, accesorios… Trabajamos juntas para que el día de la sesión todo vaya más fluido.



Podemos hacer la sesión donde queráis. Si decidís venir al estudio lo tendré listo con buena temperatura, el atrezzo, fondos, iluminación y los muebles del estudio. Aquí tenemos total intimidad y os sentiréis cómodas, que es lo fundamental en estas sesiones. Y si preferís en otro lugar, como vuestro domicilio, iré algún día antes para poder preparar bien la sesión. Conocer el lugar me ayuda para controlar el espacio y saber que tipo de fotografías podemos realizar.  En cualquier caso, lo importante es que os sintáis cómodas y relajadas.



Cuando comenzamos la sesión probamos las posturas con ropa primero, para que os vayáis haciendo con el espacio, vayáis cogiendo confianza y os vayáis relajando. Poco a poco vamos avanzando, pero siempre siempre siempre cuidando la elegancia y el buen gusto. Esos son los elementos claves: ELEGANCIA Y BUEN GUSTO.



Después paso a la edición de las fotografías. Retoco luces, sombras y encuadres. Y si vosotros deseáis algún cambio después podéis pedirlo. Mi objetivo es que consigáis unas fotografías que reflejen como sois y sobre todo, que os gustéis mucho.
 


¿Qué os parece esta forma de trabajar? ¿Os apetece probarlo? ¡Atreveos!